Son muchos los que han hablado,  hablan de salvación.

- ¿Quién dice "la verdad"?.

- ¿Cómo reconocer la autenticidad del mensaje?.

Pensar en estas cuestiones a muchos no les llevan a ninguna parte, otros tranquilamente planean su futuro, sin más horizontes que dar satisfacción a sus deseos.

Presentarse diciendo estar en "la verdad", no es popular, ni inspira confianza. Vivimos en la era de la "información"; todo está a nuestro alcance.

- ¿Cómo predicar el evangelio, de Cristo?

Aún con estas premisas, queremos ser de ayuda, desde nuestra orientación cristiana,  a todos aquellos que buscan la
salvación en Cristo.

Nuestro material será la Biblia (La Palabra de Dios), y el impacto de su Gracia en nuestras vidas. 

Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová,  y él me oyó;   Desde el seno del Seol clamé,  Y mi voz oíste. Me echaste a lo profundo,  en medio de los mares,  Y me rodeó la corriente;  Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.Entonces dije:  Desechado soy de delante de tus ojos;  Mas aún veré tu santo templo. Las aguas me rodearon hasta el alma,   Rodeóme el abismo;   El alga se enredó a mi cabeza. Descendí a los cimientos de los montes;  La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre;   Mas tú sacaste mi vida de la sepultura,  oh Jehová Dios mío. Cuando mi alma desfallecía en mí,  me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. Los que siguen vanidades ilusorias,   Su misericordia abandonan. Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios;   Pagaré lo que prometí.   La salvación es de Jehová. Y mandó Jehová al pez,  y vomitó a Jonás en tierra.

El que sacrifica alabanza me honrará;
Y al que ordenare su camino,
Le mostraré la salvación de Dios.
(Sal. 50:23)
Presentación
MP3 Player requires JavaScript and the latest Flash player. Get Flash here.